Sinapsis
UN RINCON PARA LA CIENCIA Y LA CIENCIA FICCION
jueves, diciembre 23, 2004
 

DESCUBREN EN LOS ANDES PERUANOS LA
CIVILIZACIÓN MÁS ANTIGUA DE AMÉRICA


Las primeras pirámides del mundo se construyeron en Perú, a unos 200 kilómetros al norte de Lima. Fueron obra de una civilización que surgió en la región de Norte Chico hace más de 5.000 años, dos milenios antes que los olmecas en México y que la cultura Chavín, considerada hasta ahora la cuna de la civilización de los Andes centrales. Descendientes de cazadores-recolectores, aquellos hombres ya no lo eran. Cultivaban la tierra, pescaban en el mar con redes de algodón y levantaban edificios monumentales al mismo tiempo que los mesopotámicos diseñaban las primeras ciudades y antes de que los egipcios levantaran las pirámides. "Su nivel de desarrollo era muy alto para la época", explica desde Chicago la antropóloga Winifred Creamer, de la Universidad del Norte de Illinois y codirectora del Proyecto Arqueológico Norte Chico.

Recreación de una escena de la vida cotidicana en un centro urbano de los Andes centrales hace 5.000 años. Ilustración de José Salazar.La civilización más antigua de América vivió en cuatro valles peruanos -los de los ríos Huaura, Supe, Pativilca y Fortaleza- donde se han encontrado más de veinte centros urbanos y ceremoniales que datan de hace 4.000 a 5.000 años. "Es una densidad de enclaves muy alta", destaca la antropóloga estadounidense. Su equipo ha estudiado ya trece de esas ciudades del interior y en todas ellas hay pirámides de piedra, grandes plazas circulares y extensas áreas residenciales. "Este descubrimiento va a cambiar el panorama de la arqueología peruana", indica desde Lima el experto Álvaro Ruiz, codirector de los trabajos junto a Creamer y Jonathan Hass, del Museo Field de Chicago.

Los investigadores empezaron a explorar los cuatro valles peruanos en 2001 y aprovecharon los agujeros abiertos por los huaqueros -como se llama a los cazatesoros locales- para conseguir material que someter al análisis del carbono 14, que permite determinar la antigüedad de restos orgánicos -huesos, madera, carbón...- hasta 50.000 años antes del presente. Los resultados de las pruebas, de los que hoy informan los científicos en 'Nature' han sido sorprendentes: un total de 95 dataciones con una antigüedad que va de 3200 a 1800 antes de Cristo (aC).

Agricultura sin cereales

"Tan importante como las fechas en sí es el hecho de que prácticamente todas las muestras que hemos tomado datan de entre 3000 y 2000 aC. No fue un único sitio donde la gente hacía algo inusual, sino una región entera, una cultura en la que la gente se había organizado para construir grandes pirámides y plazas circulares hundidas, algo nunca visto antes en el mundo", dice Creamer.

La cultura de Norte Chico se extendió por unos 1.800 kilómetros cuadrados durante más de 1.200 años. Cada centro urbano ocupaba de 10 a 100 hectáreas, y sus pobladores habían construido sistemas de regadío -"abrir canales en estos valles es muy fácil"- para sus cultivos de algodón, frijoles, calabaza, ají y otras plantas. Los arqueólogos no han encontrado restos de cereales, a diferencia de los otros tres sitios donde se desarrolló independientemente la agricultura: Mesopotamia, China y Mesoamérica, que incluye el centro y sur de México y partes adyacentes de América Central. En lo que hoy es Irak, el trigo se empezó a sembrar hacia 8500 aC; en China, se cultivaba mijo mil años después; y en Mesoamérica se plantaba maíz antes de 3500 aC.

Los peruanos de hace 5.000 años carecían de escritura, metales, cerámica y telares, y completaban su dieta con pescado procedente de la costa que conseguían a cambio de productos como las redes de algodón, con las que en asentamientos ribereños como Áspero se practicaba la pesca. "Su dieta era muy saludable, pero diferente a la del resto del mundo", apunta Creamer. Y continuó siéndolo hasta principios del segundo milenio aC, cuando los cereales entraron en sus vidas y tomaron la misma senda dietética que otros grupos humanos.

"Los sistemas de regadío pueden explicar tanto la aparición como la desaparición de la cultura de Norte Chico. Pudo surgir cuando alguien descubrió la posibilidad de irrigar los campos. Hacia 1800 aC, cuando esta civilización comienza a declinar, empezamos a encontrar grandes canales más al norte. La población se trasladó a valles más fértiles y llevó consigo el conocimiento del regadío". Y dejaron atrás las primeras pirámides del mundo.

Arquitectura monumental

Winifred Creamer toma muestras de carbón en un yacimiento del valle de Pativilca. Foto: Proyecto Arqueológico Norte Chico."Estamos ante las primeras edificaciones monumentales de la Historia", señala Ruiz, miembro del equipo de la Universidad del Norte de Illinois. Cada centro urbano de Norte Chico tiene de una a siete pirámides aterrazadas rectangulares, con dimensiones que van de los 20 x 40 metros a los 60 x 100, y una altura de hasta 25. Las más grandes tienen un volumen de entre 80.000 y 150.000 metros cúbicos. Están hechas de piedras y barro, y enlucidas, y tienen habitáculos en la parte superior.

Los investigadores suponen que se trata de construcciones religiosas, que completarían las plazas circulares hundidas situadas frente a las escaleras de las pirámides. "Estas plazas tienen de 20 a 40 metros de diámetro y 2 de profundidad", indica Ruiz, para quien estaríamos ante el destino final o el punto de partida de procesiones ceremoniales. "Alrededor de las plazas hundidas, hay dos filas de bancos", indica Creamer, para quien tanto el sistema de producción de alimentos como la construcción de estos edificios monumentales tuvo que precisar de mucha gente, aunque no se puede estimar cuánta, porque no se han encontrado enterramientos.

"Lamentablemente, todavía no hemos identificado los cementerios", explica Ruiz, quien sospecha que, como la región ha estado permanentemente habitada desde entonces, los restos de los miembros de la cultura de Norte Chico están debajo de los de otras civilizaciones posteriores. Los estudiosos tampoco han dado con mercados ni talleres, y no están seguros de que la gente viviera en estas ciudades del interior todo el año o sólo en determinadas épocas. Las casas típicas son de caña y barro, y su futura excavación facilitará valiosa información sobre esta primera civilización, a la que bien puede calificarse de la Sumeria de Sudamérica, en honor de la primera cultura conocida, que se desarrolló en Mesopotamia hace más de 5.000 años.


PIRÁMIDES Y AGRICULTURA A LOS DOS LADOS DEL OCÉANO ATLÁNTICO

La cuna de la civilización, Mesopotamia, fue el lugar donde aparecieron las edificaciones monumentales precursoras de las pirámides en el Viejo Mundo. Los 'zigurat' -de los cuales el más famoso es la torre de Babel- empezaron a levantarse hacia 3000 aC, eran de adobe y tenían un uso religioso. Las pirámides más famosas están en Egipto, donde aparecieron hacia 2600 aC y alcanzaron su máximo esplendor durante la IV Dinastía, cuando se construyeron las tres grandes del conjunto de Gizah, en El Cairo. Son tumbas de faraones y evolucionaron a partir de la superposición de plataformas de menor tamaño según crece un edificio en altura.

Al otro lado del Atlántico, en Mesoamérica, diversas culturas edificaron pirámides desde que empezaron a hacerlo los olmecas en lo que hoy es México hacia 1200 aC hasta que los conquistadores entraron en escena. Algunos estudiosos y muchos charlatanes han atribuido las pirámides americanas al 'contagio cultural' desde el Viejo Mundo, a que alguien llevó la idea de Egipto a América. En los casos más delirantes, se ha metido a la Atlántida de por medio. Pero no hace falta recurrir a lo que se conoce como 'difusionismo' para explicar que haya pirámides en varios continentes; es la estructura natural cuando uno quiere construir algo en altura y que no se venga abajo.

El 'difusionismo', que tuvo su importancia en la antigüedad a escala regional, tampoco está en el origen de la agricultura en lugares tan distantes como Mesopotamia, China, Mesoamérica y Perú. Éstos fueron los centros originarios de producción de alimentos, los lugares donde grupos de humanos dieron el paso clave de cultivar la tierra y domesticar animales para dejar de vivir como cazadores-recolectores, asentarse, crear los primeros núcleos urbanos y destinar medios materiales y humanos a la construcción de pirámides, templos, palacios, plazas...

Los Andes centrales fueron uno de esos focos primigenios desde los que se irradió el conocimiento a otros lugares. Lo mismo que nuestro origen cultural está en Súmer, el de los incas y otras poblaciones de Sudamérica está en Norte Chico, una región cuyos habitantes de hace cinco milenios ocuparán en los próximos años un lugar destacado en los libros de Historia.

Publicado originalmente en el diario 'El Correo'.
  - 08:54 - - Enlace permanente


Visite
'Magonia'
Una ventana crítica al mundo del misterio
Busque en
'SINAPSIS'
lo que le interese

ENLACES
  • 'El Correo'


  • ARCHIVOS
    10-jul-2003 / 11-jul-2003 / 13-jul-2003 / 14-jul-2003 / 17-jul-2003 / 18-jul-2003 / 24-jul-2003 / 25-jul-2003 / 31-jul-2003 / 08-ago-2003 / 19-ago-2003 / 21-ago-2003 / 22-ago-2003 / 27-ago-2003 / 21-sep-2003 / 10-oct-2003 / 13-oct-2003 / 17-oct-2003 / 18-oct-2003 / 19-oct-2003 / 28-oct-2003 / 11-nov-2003 / 12-nov-2003 / 22-nov-2003 / 26-nov-2003 / 08-dic-2003 / 26-dic-2003 / 16-ene-2004 / 22-ene-2004 / 27-ene-2004 / 08-feb-2004 / 12-feb-2004 / 13-feb-2004 / 17-feb-2004 / 18-feb-2004 / 20-feb-2004 / 26-feb-2004 / 02-mar-2004 / 03-mar-2004 / 04-mar-2004 / 19-mar-2004 / 24-mar-2004 / 19-abr-2004 / 21-abr-2004 / 29-abr-2004 / 30-abr-2004 / 05-may-2004 / 11-jun-2004 / 01-jul-2004 / 09-jul-2004 / 19-jul-2004 / 30-jul-2004 / 28-oct-2004 / 11-nov-2004 / 18-nov-2004 / 19-nov-2004 / 23-dic-2004 / 22-ene-2005 / 30-ene-2005 / 02-feb-2005 / 19-feb-2005 /


  • © Luis Alfonso Gámez, 2003.


  • Reciba un aviso cuando se actualice 'SINAPSIS'
    Your E-mail:
    Visitantes:

    Powered by Blogger

    www.blogwise.com

    Listado en BlogShares