Sinapsis
UN RINCON PARA LA CIENCIA Y LA CIENCIA FICCION
sábado, febrero 19, 2005
 

CIENTÍFICOS DE LA UPV Y SENER DETALLARÁN EL PLAN
DEL CENTRO DE REFERENCIA DE LUCHA CONTRA EL CÁNCER


El Gobierno de Juan José Ibarretxe ha encargado a un grupo de científicos de la Universidad del País Vasco (UPV) y de la ingeniería Sener que profundicen en la posible creación en Vizcaya de un centro de investigación científico-tecnológica y de lucha contra el cáncer presupuestado en unos 300 millones de euros. El Departamento de Industria ha destinado 100.000 euros a la confección de un estudio cuyos coordinadores son Juan José Goiriena, de la Facultad de Medicina, Fernando Legarda, de la Escuela de Ingenieros, Manuel Tello, de la Facultad de Ciencias, y Francisco Albisu, de Sener. Esta ingeniería vasca participa en proyectos como la Estación Espacial Internacional y la sonda europea 'Rosetta', que viaja hacia el cometa 67P/Churumov-Gerasimenko.

Los cuatro expertos redactaron en 2002, a petición de la Diputación de Vizcaya, un informe en el que analizaban qué instalaciones científicas podían crearse en la provincia y recomendaban la construcción de una fuente de neutrones por espalación en el entorno del Gran Bilbao, a menos de 35 minutos del aeropuerto de Loiu y cerca del campus de la UPV de Leioa. Un equipamiento de este tipo tiene aplicaciones médicas e industriales, y «colocaría al País Vasco en la élite mundial de la terapia contra el cáncer», según las conclusiones de aquel trabajo. Además, se beneficiarían de su existencia los principales sectores de la industria vasca y sería "una herramienta de investigación de rango internacional para trabajar en los campos con porvenir en los próximos veinte años", que atraerá a la élite científica europea. Si el proyecto fructifica, el laboratorio funcionaría a pleno rendimiento diez años después del inicio de su construcción, aunque las aplicaciones médicas se harían realidad mucho antes, a los tres o cuatro años.

"Ahora analizaremos con detalle las necesidades de los científicos españoles que emplean neutrones en instalaciones del extranjero; la participación industrial española en el diseño, la construcción, la operación y el uso de la instalación; y su utilización como fuente de radiofármacos y de terapias contra el cáncer y otras enfermedades", explica Manuel Tello, quien reconoce que un proyecto como éste habría sido impensable hace veinte años. "Entonces, no había en España ni usuarios potenciales dentro de la ciencia y la industria ni científicos capaces de trabajar en una instalación de estas características". Los expertos confían en entregar el nuevo informe a finales de junio. "Ayudará al Gobierno vasco y al central a tomar una decisión definitiva sobre el proyecto".

El Ejecutivo autónomo se ha negado a hacer declaraciones a este periódico sobre la trascendencia del trabajo encargado y su compromiso con el proyecto. Los movimientos del PNV en Madrid revelan, no obstante, el interés del Gobierno de Ibarretxe en que esa instalación científica se ubique en Euskadi: el partido de Josu Jon Imaz intentó sin éxito, hace unos meses, que el Ejecutivo central financiara íntegramente su construcción como parte del precio a pagar a los nacionalistas por su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado. El punto no llegó a tratarse porque las negociaciones previas entre las partes no fructificaron.

El Gabinete de José Luis Rodríguez Zapatero mantiene la misma postura respecto al proyecto que el de José María Aznar: está dispuesto a financiar el 50% de la instalación en cuanto el Gobierno vasco reclame oficialmente su apoyo económico. El Ejecutivo de Vitoria lo sabe desde que a finales de 2003 Joseba Jaureguizar, director de Tecnología y Sociedad de la Información del Departamento de Industria, se reunió con Gonzalo de León, secretario general de Política Científica del Gobierno del PP. De León informó a Jaureguizar de que Madrid podría llegar a asumir la mitad del coste de una fuente de neutrones por espalación, pero no daría un duro para la construcción de un pequeño sincrotrón -un acelerador de partículas-, proyecto que quería sacar adelante un grupo de físicos guipuzcoanos.

Un portavoz del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT), dependiente del Ministerio de de Educación y Ciencia, dijo a este periódico hace dos meses que ese organismo "estaría encantado" de participar en una fuente de neutrones por espalación en Euskadi. Y, hace una semana, la ministra María Jesús San Segundo, aseguró en Portugalete que el Ejecutivo socialista piensa "que merece la pena apostar" por la construcción de esa instalación en la comarca del Gran Bilbao.

Una larga gestación

El físico Manuel Tello tuvo la idea en 2000. «Me llamó por teléfono un día y me dijo que era un buen momento para completar el desarrollo de Bilbao con una gran instalación científica", recuerda Francisco Albisu. "Planteábamos el tema desde el punto de vista de la Europa de las ciudades, fijándonos en las que que tienen peso científico: Tolouse, Grenoble, Hamburgo, Zurich, Oxford...", puntualiza Tello. Concertaron una cita con Josu Bergara, entonces diputado general. Le propusieron hacer un estudio para determinar qué tipo de centro de investigación podía construirse en Vizcaya con la implicación de los departamentos de Industria, Educación y Sanidad.

Tello dice que tenían "claro desde el principio que la instalación debía comprender aplicaciones médicas, científicas e industriales". "Creíamos que, entre las posibilidades que había, destacaba la fuente de neutrones por espalación", indica Legarda. Los 4 millones de pesetas que destinó la institución foral a la financiación del estudio se plasmaron en un trabajo de 95 páginas que en junio de 2002 entregaron a Sabin Arana, diputado de Empleo de Vizcaya, físico de formación y un entusiasta de la iniciativa. Y ahí el proyecto sufrió un frenazo que los expertos achacan a que "en Vitoria parece que no se encontró un eco suficiente".

Desde que presentaron el informe hasta enero de 2004, cuando el proyecto se estudió en la preparación del Plan Vasco de Ciencia y Tecnología 2005-2008 -pendiente de aprobación-, hubo un parón institucional durante el que los autores hicieron algunas gestiones por su cuenta. Así, se reunieron con Juan José Ibarretxe para intentar implicar al Gobierno vasco. "Estuvimos los cuatro y Joseba Madariaga, catedrático de Física Aplicada de la UPV que colaboraba con nosotros en aquellos momentos", dice Albisu. Además, explicaron el proyecto a representantes de las tres consejerías implicadas.

A raíz de esos encuentros institucionales, fueron invitados a participar en las reuniones para la definición de una gran instalación científica dentro del Plan Vasco de Ciencia y Tecnología, en las que se apostó por la fuente de neutrones. Ya entonces el director de Tecnología y Sociedad de la Información del Gobierno vasco, Joseba Jaureguizar, reconoció que Madrid estaba dispuesto a pagar la mitad del proyecto si Vitoria presentaba una propuesta en firme.


UNA INSTALACIÓN AVANZADA Y MULTIUSOS

Sólo existen en Europa dos fuentes de neutrones por espalación. Estas instalaciones permiten conseguir neutrones para usos médicos e industriales sin generar contaminación radiactiva. Lo hacen mediante el bombardeo de un metal pesado con protones que se han producido antes en un acelerador de partículas. La radioterapia que usa protones es mucho más precisa que la tradicional a la hora de atacar tumores: daña menos tejido circundante.

Una fuente de neutrones por espalación tiene, además, una amplia gama de usos industriales que, en el País Vasco, beneficiaría a los sectores clave -automoción, turbinas, ingeniería, industria eléctrica y electrónica, y aeronáutica-, que podrían emplear el laboratorio para el análisis y tratamiento de materiales. "Europa tiene grandes equipamientos científicos y son famosos por el gran desarrollo económico que han propiciado en las ciudades que las acogen", destaca Manuel Tello, quien puntualiza: "Lo que no cabe en el continente son cientos de grandes instalaciones, como no caben decenas en España, donde hay dos -los telescopios de Canarias y el sincrotrón de Cataluña- y sólo queda sitio para otra".

Tras conocerse el proyecto vasco, el físico indica que "hay bastante consenso entre quienes deciden en España las grandes instalaciones de que la tercera tiene que ser una fuente de neutrones, porque se trata de una técnica muy potente y muy multidisciplinar, porque abarca prácticamente todos los campos de la ciencia y de la tecnología". El riesgo es que se pierda el tren: hay otras comunidades autónomas que ya se preparan por si Euskadi se duerme en los laureles.


UN OJO PERDIDO EN EUSKADI Y SALVADO EN SUIZA

"Vengo de Suiza de someterme a un tratamiento contra el cáncer en un ojo que aquí me iban a quitar y, como ve, lo mantengo». Esto le dijo a Manuel Tello en diciembre una mujer que sabía que andaba detrás de la creación en Vizcaya de un laboratorio que pondrá a disposición de los enfermos de cáncer la terapia con protones, en la que el Instituto Paul Scherrer (PSI), en Suiza, ha conseguido un 95% de éxitos cuando el tumor afecta al ojo.

Tello cree que son «incuestionables» los beneficios de una fuente de neutrones por espalación en la lucha contra el cáncer y para la industria, pero va más allá. "Esto complementaría la imagen que da de Bilbao el Guggenheim, porque demostraría que tenemos capacidad de trabajar en altas tecnologías", mantiene el físico de la UPV, para quien la construcción y mantenimiento de una instalación así "exigiría un importante aumento en de la capacidad tecnológica de la industria vasca".

La existencia de unos servicios médicos avanzados únicos en el sur de Europa conllevará, a juicio del científico de la UPV, "una mejora clara y notable en todos los campos de la medicina, debido a las sinergias". La universidad vasca y los centros tecnológicos -"que han demostrado ya un interés muy fuerte por este proyecto"- tendrían en su entorno un gran laboratorio en el que poder trabajar.

Al personal permanente del complejo -unas 150 personas, el 40% de ellas científicos de alta cualificación-, se sumarían cien investigadores visitantes que rotarían periódicamente. "Son 5.000 los científicos que utilizan neutrones sólo en Europa", señala Tello.

Publicado originalmente en el diario 'El Correo'.
  - 13:06 - - Enlace permanente


Visite
'Magonia'
Una ventana crítica al mundo del misterio
Busque en
'SINAPSIS'
lo que le interese

ENLACES
  • 'El Correo'


  • ARCHIVOS
    10-jul-2003 / 11-jul-2003 / 13-jul-2003 / 14-jul-2003 / 17-jul-2003 / 18-jul-2003 / 24-jul-2003 / 25-jul-2003 / 31-jul-2003 / 08-ago-2003 / 19-ago-2003 / 21-ago-2003 / 22-ago-2003 / 27-ago-2003 / 21-sep-2003 / 10-oct-2003 / 13-oct-2003 / 17-oct-2003 / 18-oct-2003 / 19-oct-2003 / 28-oct-2003 / 11-nov-2003 / 12-nov-2003 / 22-nov-2003 / 26-nov-2003 / 08-dic-2003 / 26-dic-2003 / 16-ene-2004 / 22-ene-2004 / 27-ene-2004 / 08-feb-2004 / 12-feb-2004 / 13-feb-2004 / 17-feb-2004 / 18-feb-2004 / 20-feb-2004 / 26-feb-2004 / 02-mar-2004 / 03-mar-2004 / 04-mar-2004 / 19-mar-2004 / 24-mar-2004 / 19-abr-2004 / 21-abr-2004 / 29-abr-2004 / 30-abr-2004 / 05-may-2004 / 11-jun-2004 / 01-jul-2004 / 09-jul-2004 / 19-jul-2004 / 30-jul-2004 / 28-oct-2004 / 11-nov-2004 / 18-nov-2004 / 19-nov-2004 / 23-dic-2004 / 22-ene-2005 / 30-ene-2005 / 02-feb-2005 / 19-feb-2005 /


  • © Luis Alfonso Gámez, 2003.


  • Reciba un aviso cuando se actualice 'SINAPSIS'
    Your E-mail:
    Visitantes:

    Powered by Blogger

    www.blogwise.com

    Listado en BlogShares